La importancia de fomentar la educación financiera radica en satisfacer la necesidad que tienen los usuarios financieros y la población en general de contar con información clara y oportuna para mejorar su entendimiento sobre los productos y servicios financieros, los compromisos y responsabilidades que asumen al contratarlos y desarrollar habilidades para que la toma de sus decisiones financieras sean eficaces en función a sus necesidades particulares.

¿A QUIÉNES ESTA DIRIGIDA LA EDUCACION FINANCIERA?

La educación financiera está dirigida a toda la población hondureña y debe ser considerada como un bien público, porque comprende a todos los sectores sociales y es integral al requerir la participación de los actores del sistema financiero: instituciones públicas, usuarios financieros e instituciones financieras supervisadas.

La CNBS como autoridad de control y supervisión del sistema financiero, es la encargada de liderar las acciones necesarias para consolidación de la educación financiera, como política del país, considerada como bien público y concebida como un proceso integral y continuo.

¿EN QUÉ BENEFICIA LA EDUCACION FINANCIERA A LOS USUARIOS FINANCIEROS Y A LA POBLACIÓN EN GENERAL?

La educación financiera permite:

  • Conocer los derechos y deberes al contratar servicios y productos financieros.
  • Conocer y entender las características y beneficios de los diferentes productos y servicios financieros.
  • Mejorar la administración de recursos.
  • Adquirir conocimientos y desarrollar habilidades financieras para tomar decisiones adecuadas.
¿EN QUÉ BENEFICIA LA EDUCACION FINANCIERA A LAS INSTITUCIONES SUPERVISADAS?
  • Construir y fortalecer la confianza en el sistema financiero.
  • Dar a conocer los productos y servicios financieros.
  • Contar con clientes y usuarios financieros informados.
  • Fidelizar a sus clientes.
  • Consolidar sus productos financieros.